Educar - un “curar silencioso”

Download the article: Educar - un “curar silencioso”
por Michaela Glöckler
Articulo reproducido de Salud a traves del la Education

Bases

Desde las investigaciones de Robert Plomin y Judy Dunn1  entre otros, es evidente que existen tres factores principales que son los que determinan la maduración y el desarrollo del hombre:
1.La disposición genética,
2.La educación y el entorno, así como también
3.La calidad de las relaciones humanas a las que está expuesto el niño durante su desarrollo.
La educación y la medicina tendrán que orientarse una y otra vez en estos tres factores.
Desde que se descubrió que los genes funcionan como sistemas abiertos y que no son tan estables y fijos como se creía desde el siglo XIX y hasta los años 70s del siglo XX, se descubrió también que la calidad del material genético puede ser influenciado en forma positiva o negativa en el paso de una generación a otra.
Se han encontrado y estudiado muchos teratógenos, es decir, sustancias y medicamentos que dañan el material genético, tales como la talidomida. Se ha podido comprobar la alta medida en la que por ejemplo el consumo de alcohol por parte de la madre o el tabaquismo en el padre promueven procesos degenerativos del material genético, pero también lo hacen factores psíquicos, tales como las emociones negativas o el estrés. Por el contrario, un entorno sano, una sana alimentación y un trato amoroso del niño actúan en forma estabilizadora, positiva. A través de los extensos resultados obtenidos en el marco de la investigación sobre vínculos y educación, se hizo también evidente que la calidad de las relaciones humanas, independientemente de que se trate de los padres, de los vecinos, de personas conocidas, pero también de maestros, pedagogos o médicos. Decisivo resulta ser, si un niño se siente aceptado, comprendido y apoyado por la persona con la que está relacionada.

 

¿Qué consecuencias tiene esto para la pedagogía?
¡Que uno se hace conciente de este hecho! De que para todo lo que le sucede a los niños y jóvenes, desde la lactancia, pasando por los períodos de crecimiento y desarrollo se debe uno preguntar: ¿Qué influencia tiene esta actividad sobre el desarrollo corporal? ¿Fomenta el crecimiento y la maduración de los procesos correspondientes a esta edad o los inhibe? Para poder contestar en forma adecuada esta pregunta para cada edad en particular, tenemos que conocer, las fases del desarrollo y de la maduración del cuerpo.
---------------
1 Dunn, Judy/ Plomin, Robert: Separate Lives. Why siblings are so different. Basic Books, Inc., New York  1990. Deutsche Ausgabe: J.G. Cotta’sche Buchhandlung Nf. GmbH, Stuttgart 1996.

To continue reading please download the article: Educar - un “curar silencioso”