Artículos en Español

El sujeto, el predicado y el objeto en la gramática

Download the article: El sujeto, el predicado y el objeto en la gramática|
por Jørgen Smit

Una joven del quinto grado de primaria escribió un ensayo en el que apareció el siguiente párrafo: “Vinieron hacia a nosotros son ustedes los que rompieron la ventana del Sr. Hanson no lo hemos hecho sí lo hicieron Anne dice que ella los vio no sí no”.

La maestra lee el texto ante su grupo de alumnos y ofrece la siguiente explicación: “Deben colocar un punto y aparte después de la palabra ‘nosotros’. Enseguida, viene un guión, se agrega un signo de interrogación invertido y se convierte la ‘s’ en mayúscula. Después de la palabra ‘Hanson’ viene otro signo de interrogación, otro guión, la palabra ‘preguntaron‘ y punto y aparte. Luego viene otro guión y otra mayúscula. Ahora escucha lo que escribiste: ‘no sí no’. Eso es terrible.
Debes escribir:
–Sí–dijeron.
–No–respondió.

To read the full article click the link above.

El Trabajo Contemplativo en la Reunión del Colegiado

Download the article: El Trabajo Contemplativo en la Reunión del Colegiado
por Elan Liebner

Introducción
La posibilidad de desarrollar un modelo colaborativo de liderazgo espiritual depende de la habilidad de los participantes de covertirse, colectivamente, en un recipiente para sabiduría más allá de la propia. Esta sabiduría se puede revelar en visiones fundamentales (Intuiciones Morales, para usar el lenguaje de El Pensamiento Intuitivo Como Camino Espiritual(1)), visiones creativas que lidian con las ramificaciones de esas visiones (Imaginaciones Morales), o planes para encarnar las visiones a la realidad específica en la cual funciona la escuela (Técnicas Morales). Mientras que es posible que haya individuos que logren algunos de estos objetivos solos, la idea fundamental del modelo colaborativo es que las capacidades individuales se vean realzadas a través de la colaboración. Además, la colaboración puede contribuir a que las capacidades individuales cumplan todo su potencial, al proveer un espacio de escucha enfocada que a menudo es la clave para hacer resonar el potencial inherente de cada quien.

Una segunda faceta de este modelo es la dimensión espiritual: el grupo está vinculado con seres espirituales, y este vínculo requiere un esfuerzo espiritual. Esta es la dimensión que busco explorar principalmente en este ensayo. La tercera faceta es el elemento de liderazgo, el modelo tiene como intención proveer guía para la escuela. Hacer una labor espiritual, aunque sea de manera colaborativa, no es suficiente por sí misma, el grupo también tiene que ofrecer un liderazgo. La imaginación que guía este modelo, por lo menos en escuelas Waldorf, es la llamada Imaginación del Colegiado que Rudolf Steiner compartió al comienzo de su curso El Estudio del Hombre en Base a la Pedagogía, en 1919.(2)

To continue reading download the article link above.

El Valor del Riesgo en el Juego de Niños

Download the article: El Valor del Riesgo en el Juego de Niños
por Joan Almon
Traducido por Sarita Jiménez-Fishman

Es mejor un hueso roto que un espíritu roto.
–  Dama Allen of Hurtwood, 
fundadora de juegos de aventura en Inglaterra

Hace ocho años, cuando la Alianza para la infancia de los Estados Unidos comenzó su campaña para restaurar el juego en la vida de los niños, nos dijeron repetidamente, “lo que sea que hagan, no usen la palabra juego. Se ha convertido en una palabra de cuatro letras”.  Pensamos mucho en esto, pero no pudimos encontrar una palabra mejor que describiera esta actividad esencial, así que era tiempo de redimir la palabra juego. Desde ese momento muchos artículos han aparecido en la prensa popular acerca del juego, incluyendo historias de portada en la revista The New York Times y la revista Scientific American. Se han hecho documentales, la Academia Americana de Pediatría ha emitido declaraciones sobre la importancia del juego, y nuevos libros han aparecido con respecto al tema. En general, el juego se ha vuelto nuevamente una palabra aceptable.

Read more: El Valor del Riesgo en el Juego de Niños 

En la Materia, el Espíritu La enseñanza de las ciencias en la Escuela Waldorf

Download the article: En la Materia, el Espíritu La enseñanza de las ciencias en la Escuela Waldorf
por Roberto Trostli

Este artículo se basa en una conferencia impartida en la Conferencia de maestros de Hungría en junio del 2013.


¿Cómo enseñamos las ciencias en una escuela Waldorf? ¿Cómo responde el plan de estudio de las ciencias a las necesidades de los alumnos? ¿Cuál es la labor especial del maestro? Estas son las preguntas que requieren de un análisis profundo a la luz de las inquietudes concernientes a la educación científica en Estados Unidos.

Siempre que considero un tema, me parece útil empezar por examinar las palabras, porque a menudo señalan aspectos ocultos o inesperados del tema. La palabra “ciencia” viene de la palabra latín scientia, que significa “conocimiento”. Se deriva del verbo scire, que significa “saber”. Originalmente significaba “saber” en el sentido de separar una cosa de otra, “distinguiéndola”, porque scire se relaciona con el verbo scindere, que significa “escindir, cortar, dividir.”

Es interesante observar como la palabra “ciencia” en sí mismo ya detona algunas preguntas:  ¿Cuál es la relación entre el conocedor y lo conocido? ¿Cuál es el significado de la división entre el “yo” y el mundo?

Read more: En la Materia, el Espíritu La enseñanza de las ciencias en la Escuela Waldorf